Concurso “Rimas Navideñas”

navidad

MENCIÓN HONORÍFICA

gaKy8ku6_400x400

 

Javier ‏
@xokotonto

Brilla la Estrella fugaz
sobre el árbol de Navidad
nos colma de Felicidad
y anuncia tiempos de Paz.

__C0pwLu_400x400

 

Poemas Descarriados ‏
@silviasalafran7

Luces de colores para iluminar
Un mismo camino en navidad
Villancicos ya, se oyen sonar
paz, amor,bondad.

 

MENCIÓN ESPECIAL

ZMq0Rua0_400x400
Ann So ‏
@AnnSoJP

Es tiempo de dar,
De sonrisas y alegría,
Que el presente sea Amor,
Paz, salud y armonía.

 

Pj5r8T8x_400x400

 

marisolhg ‏
@marisshg

Brilla árbol de la esperanza
de sueños, de ilusión
días de abrazar con el alma
y sonreír con el corazón.

Anuncios

MUDOS LATIDOS

Y heme aquí una mañana de sábado, intentando escribirte que te extraño, intentando describirte cuanto me dueles, sin una sola razón para decirte lo que siento mas que ser sincero con mi llanto.

Han pasado meses desde que no estás, interminables días que se suceden uno tras otro sin otra prioridad que sentir tu ausencia, sin otra constante que echarte de menos. Haces falta en cada esquina de este mundo, en cada rincón del pensamiento. Me hastía la soledad por no poder pensar en algo que no seas tú, como me asfixia la compañía por no poder verte entre la multitud.

Si pudieras verme, tal vez entenderías; si pudieras leerme, tal vez comprenderías; si me dejaras hablarte, tal vez volverías. Pero es inútil, ya no quieres nada de lo que hay aquí, dejé de ser lo que te sorprendía, lo que admirabas, lo que te hacía sonreír. Ahora soy ese mal recuerdo que se evade cuando algún objeto, alguna canción, alguna frase nos recuerda que el pasado existe; soy eso que pasó, quedó atrás, y no vale la pena volver a mirar.

Me despido de ti en cada hora, con la esperanza de que pienses y que vuelvas, o con el deseo de que te pierdas en la memoria y te vayas para no volver. Aquí adentro, donde se encuentra todo lo que no nos deja morir, vives, en cada bocanada de aire, en cada fluido vital, en cada espasmo del cuerpo. Sigue aquí tu mano comprimiendo mis arterias, sofocando cada pulsación. Eres el motivo para fingir esta sonrisa, para pretender esta alegría, para esconder que esto que llaman corazón, late violento por ti en gritos que se ahogan hacia adentro, en mudos latidos que apenas sirven para sobrevivir.

Monsieur Leon
@monoquco
monoquco.tumblr.com

AURORA

Eran las 5 de la mañana. Mi cuerpo estaba sumergido en alcohol y mis pies resistían el peso de toda la noche. El frío se metía por mi garganta al igual que el humo de mi cigarro. Ni las cucarachas se atrevían a salir. Me dirigía de vuelta a casa.

Me fijé en un coche y me di cuenta de que había dos personas follando dentro. Les envidié. No porque estuvieran desfogándose ni mucho menos, ni siquiera tenía cuerpo para una paja, sino porque ellos estaban dentro, calentitos. Pagaría lo que fuera por ser él, pensé, incluso por ser ella; Bueno, ¿Para qué nos vamos a engañar?, pagaría lo que hiciera falta por ser el propio coche.

Cerca de mi casa había un mendigo en la puerta de un bar que estaba a punto de cerrar. Me pidió unas monedas. Abrí mi cartera y, por sorpresa, aún quedaban veinte euros dentro. Me pareció increíble y maravilloso. Le dije al mendigo que no le iba a dar nada, que mejor entrara conmigo al bar a gastar lo que me quedaba. No podía volver a casa con dinero, eso sería el fracaso para cualquier borracho de honor.

Se llamaba Antonio. Tenía unos ojos azules que relucían entre unas ojeras como cortinas y una piel quemada del frío y el calor de la calle. Su melena y su barba color platino enmascaraban lo que algún día fue joven y, además olía a una mezcla entre alcohol y sudor tan fuerte que hacía que mi peor yo, el alcohólico, pareciera un niño inocente.

Me contó que en su juventud trabajaba en una inmobiliaria; que era el mejor vendedor. También destacó que era músico llegando a dominar hasta tres instrumentos diferentes. Le conté que yo era un albañil como otro cualquiera, sin más aspiración que la de coger la botella de whisky cada tarde.

Con algo de miedo le quise preguntar cómo cojones había llegado a la posición en la que estaba pero antes de que terminara me interrumpió. No era mendigo porque se hubiese quedado en la ruina ni porque sus problemas le hubiesen llevado a eso. Al contrario, su vida anterior era el problema y ésta la solución. Él se sentía libre siendo así; No tenía jefes ni estrés ni presiones ni inconvenientes que no supiera resolver.

Salimos a fumar un cigarro y señaló al cielo. El sol estaba saliendo.

–         -Mira, chico, mira ese color, mira esas nubes, mira toda la belleza que tus ojos puedan soportar. La aurora se ve siempre diferente cuando se está borracho. Estar ebrio es la forma máxima de indigencia a la que una persona mediocre puede llegar a optar y ¿Sabes por qué? Porque os sentís relajados y nada os importa más que conseguir otro trago. Para mí nada importa más que ver el amanecer y el atardecer en mi rincón de la calle. No has vivido una mierda si tu único fin es llegar a casa después de trabajar, quitarte los zapatos y tirarte en el sofá a ver a través de una pantalla lo que pasa en el mundo,  ¡Vuelve a mirar la aurora! ¡Mírala, coño! – me recriminó

Apagué el cigarro, me despedí de él con un apretón de manos y me fui sintiendo que llevaba toda mi vida perdiendo el tiempo.

 

@MedusaJazz

NO SÉ

No sé…

No sé si puedo atreverme contigo,
arriesgarme y lanzarme al vacío.
No sé si estarás para recogerme si caigo,
sentirme segura, sin miedo al olvidoPILAR

No sé si puedo enamorarme de ti entregarte mi corazón sin medida.
No sé si confiar en tus palabras, cuando no puedo creer en tu mirada.

No sé si puedo arriesgarme a amarte, quererte con mi alma rota y dolida.
No sé si me mientes o me engañas, si me ocultas lo que sientes, si no hablas.

No sé si puedo entregarme al deseo, cuando mi alma insegura desconfía.
No sé si odiarte o abrazarte y besarte, olvidarlo todo y cerrar mis heridas.

No sé…

 

Pilar Alejos Martínez
@1961_pilar

CUERDA FLOJA DEL DESAMOR

Baila con la luna
quien le canta una canción
melodía de plata
para sanar el corazón
con alas quebradas
y rota ilusión
de su amor quedó nada
va arrastrando su dolor
en la noche halla consuelo
y refugio
en su mundo de ensoñación
realidad demasiado cruda
no la soporta el corazón
mira la luna
y conversa con las estrellas
escucha melodías
que sólo son para ella
noches enteras
las lágrimas como perlas
rodaron
el corazón en pedazos
se hizo charcos
de intenso color
…y ahí sigue
en la cuerda floja
de un lado nuevas alas
del otro eterno dolor
rota equilibrista
se abandonará a la locura
o enfrentará el desamor.

marisolhg
@marisshg

DUDO

Dudo que merezca tu amor
por las mentiras escondidas
por las verdades no dichas
por causarte tanto dolor.

Dudo que merezca tu amor
por el tiempo que te he robado
por los momentos que debía haberte amado
por hacerte derramar lágrimas de amor.

Dudo que merezca tu amor
por las palabras que te hicieron daño
por los silencios de un extraño
por las no miradas de amor.

Dudo que merezca tu amor
pero ahora cariño te pido perdón
me arrepiento de haberte roto el corazón
y de lo que no dudo es que te quiero amor.

 

Javier Puchades
@xokotonto

LAS TRES HERMANAS

Hubo un tiempo muy antiguo en el cual dicen, las cosas eran distintas, tan antiguo que hoy en día muchos consideran mitología, pero aún se cuentan historias y leyendas, guardadas en la memoria de las personas, transmitidas como pequeños tesoros a las nuevas generaciones, en el intento obstinado de no perder la esperanza y poder dormir.

En ese tiempo el hombre era su único dueño, construía libremente su destino, conocía el camino a seguir y el libre albedrío le pertenecía. No existía desde su nacimiento nada desconocido o imposible de explicar, cada uno elegía como vivir, como morir, conociendo la respuesta a todos los sucesos humanos o de la naturaleza. Ese tiempo fue tranquilo y justo, una época en la cual cada persona empezaba y terminaba todos sus cometidos, todos tenían oportunidad de amar, gozar, aprender y ayudar, todo el mundo llegaba al final del camino satisfecho, decidía como y cuando dejar este mundo, no había lugar para el drama o el miedo, mucho menos para actos salvajes o egoístas, hubo un tiempo en el que el hombre nacía, vivía y moría totalmente libre. Ese tiempo lejano y mágico, solo son historias que se cuentan a los niños para darles valor, para ayudarles a olvidar la realidad.

Nuestro tiempo es otro, el tiempo sin fabulas o magia, nuestro tiempo es tan real como cada uno de nosotros y lo cierto es, que no somos dueños de nada. Las Tres Hermanas son las señoras de cada uno de nosotros, de nuestro momento en la tierra, del comienzo y del final, hagamos lo que hagamos ellas tres determinan nuestro destino, algo aterrador para la mayoría, tan atroz e injusto que la vida se hace casi insoportable. Un destino incierto que carece de importancia pues nacemos en la cuerda floja del destino, nacemos solo esperando sea cortada y caigamos de ella al abismo de la nada, morir y desaparecer.

Nada de lo echo en vida, virtuoso o monstruoso, determina la duración o importancia de nuestra existencia, pues nada más ver la luz de este mundo, es Cloto quien ya ha dejado tejida con su rueca las hebras que nos atan y acompañan, en ese momento su hermana Láquesis mide la longitud con su vara echando a suertes su medida y tu destino pasa a manos de Átropos, la más temible de las tres, pues ella decidirá la manera y forma en que morirás, solo ella sabe cuándo utilizara sus tijeras para cortar la cuerda floja de nuestra vida, la maraña de hebras que terminará con todo.

Esto es la vida, la verdad inmutable con la cual debemos convivir, puedo sentir la cuerda en mi cuello, cada hebra que me sujeta a la existencia, una vida de espera y locura. Aguardo que la cuerda se tense, ese momento que me indicará que Átropos me reclama y destina una muerte que no puedo ni quiero imaginar. La vida, llena de atrocidades, locura e incertidumbre, porque la vida del hombre, es algo carente de cualquier magia que hubiéramos imaginado y tan solo está formada por la incierta realidad que las tres hermanas nos deparen.

 

Lu Gallego
@lugallegobocero